Powered by Jasper Roberts - Blog

buscar

Pequeña guía de insultos españoles

anuncios google
Guía del perfecto insultador.

Nos acompañan desde que la impertinente Eva gozó del insulso sabor de una manzana. Desde tiempos inmemoriales han resuelto conflictos de toda clase y condición, se han utilizado tanto en encuentros deportivos como en asuntos de asta en testa.

Caballo de contienda, campanada de conflicto, antesala de juzgado. Son los insultos y aquí analizaremos los más comunes.


Hijo de puta: Calificativo de indiscutible elegancia, con sutil aroma ordinario, ajeno al paso del tiempo y de un señorío sin igual, expresa las emociones más profundas del ser humano y desvela la ocupación nocturna de la más inesperada progenitora. El calificado siente brotar cual manantial en su persona las dudas sobre su origen.

Cabrón: El clásico por excelencia, estudios revelan que es uno de los calificativos más antiguos de la humanidad. Combina a la perfección con cualquier insulto y ofrece al insultador un amplio abanico de combinaciones para su uso, puede  tener en ciertas situaciones connotaciones positivas lo que pone de manifiesto la ambigüedad del vocablo.

Gilipollas: Junior por excelencia, indica desprecio y enemistad, es harto improbable la posterior disolución del calificativo una vez ha sido expedido. Se pronuncia con rabia interna y tratando de causar el mayor incomodo y molestia en el receptor. Concebido para aquellos que deseen iniciarse en el apasionante mundo del insulto.

Me cago en tu puta madre: Mi favorito, el sumun de la genialidad en cuanto a lo que insultos se refiere, de una sonoridad exquisita, de unos matices hermosos, de una dialéctica superior. Nunca tan pocas palabras quisieron decir tanto, solo escucharlo me provoca gran emoción, apropiado para cualquier situación.

Tonto: Rotundidad, potencia y carácter alemán en un solo insulto. Este calificativo puede sodomizar la integridad del más integro de los individuos. Expedido en el momento oportuno y con el tono adecuado minará la moral del adversario.

Me cago en tus muertos: Declaración de guerra en toda regla. El derecho de uso de este singular calificativo esta condicionado a que el aspirante a usuario demuestre una dilatada trayectoria en el campo de la insultación y a que la magnitud del agravio justifique su utilización.

 

Este texto pertenece a su autor: 

http://vivenciasdeunorangutan.blogspot.com/2011/08/guia-del-perfecto-insultador.html

0 comentarioa:

Publicar un comentario

BUSCADOR

Buscar cosas divertida

Más entradas

cosas divertidas del Gallinero