10 Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo

anuncios google

10 Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo

presentamos 1o pruebas que indican que nuestro cuerpo va mutando

 

1º) "CARNE DE GALLINA" Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo



A las personas se nos pone la "carne de gallina" cuando tenemos frío, estamos asustados, enfadados, o aterrorizados. A muchas otras criaturas se les pone la "carne de gallina" por la misma razón. En situaciones frías, el pelo creciente atrapa el aire entre el cabello y la piel, creando aislamiento y calor. En respuesta al miedo, la carne de gallina hace a un animal parecer más grande con la esperanza de espantar al enemigo Los humanos hace tiempo que no se benefician de la "carne de gallina", este mecanismo simplemente es una herencia de nuestro pasado cuando no utilizábamos ropa y necesitábamos asustar a nuestros propios enemigos naturales. La selección natural quitó el pelo grueso, pero "olvidó" quitar el mecanismo para controlarlo.

 

 

2º) EL ÓRGANO DE JACOBSON Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo


El órgano de Jacobson es una parte fascinante de la anatomía de los animales y nos dice mucho sobre nuestra propia historia sexual. El órgano está en la nariz y es un órgano olfativo especial que detecta pherormonas (la sustancia química que provoca el deseo sexual, la alarma, o la información sobre rastros de alimentos). Este es el órgano que permite a algunos animales rastrear a otros con fines sexuales y detectar peligros potenciales. Los humanos nacen con el órgano de Jacobson, pero en una época temprana de su desarrollo sus capacidades disminuyen hasta un punto en que éste se inutiliza. En un pasado, los humanos habrían usado este órgano para localizar a sus parejas cuando la comunicación no era posible. Las noches de "ligue", chats y bares actuales han tomado el relevo en el proceso de busca de pareja en los humanos.

 

 

3º) ADN SOBRANTE (L-GULONOLACTONE OXIDASE) Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo


Muchas de las herencias de nuestro pasado son visibles o físicas pero esto no siempre es así. Los humanos tenemos estructuras en nuestro material genético que fueron una vez usados como enzimas de productos para tratar la vitamina C (la llamada L-gulonolactone oxidase). La mayor parte de los animales tienen este ADN operativo, pero en nosotros, en algún punto de nuestra historia, una mutación deshabilitó el gen (pero olvidó quitar sus remanentes como el ADN sobrante). Éste ADN sobrante señala un ancestro común con otras especies de la tierra, por eso es particularmente interesante.

 

4º) MÚSCULOS EXTRA DEL OÍDO Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo


Es generalmente conocido como los músculos exteriores del oído, los músculos auriculares, son usados por los animalespara girar y manipular sus oídos (independientemente de su cabeza) y para enfocar su oído en sonidos concretos.Los humanos todavía tenemos éstos músculos que una vez habríamos usado por la misma razón, sin embargo, nuestros músculos son ahora tan débiles que todo lo que ellos pueden hacer es mover muy ligeramente nuestros oídos. El empleo de estos músculos en los gatos es muy visible (ellos pueden girar sus oídos casi completamente hacia atrás) ,en concreto cuando ellos acechan a un pájaro y tienen que hacer los menores movimientos posibles para no asustar a su futura comida.


5º) EL MÚSCULO PLANTARIS Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo


El músculo plantaris es usado por los animales para agarrar y manipular objetos con sus pies (algo que usted puede observar en los monos que parecen ser capaces de usar tanto sus pies como sus manos).Los humanos tenemos este músculo también, pero actualmente está tan subdesarrollado que a menudo es extirpado por los doctores cuando ellos necesitan el tejido para la reconstrucción en otras partes del cuerpo. El músculo es actualmente tan poco importante en el cuerpo humano que el 9 % de la población nace ahora sin el.


6º) LA MUELA DEL JUICIO Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo


Los hombres primitivos comían muchas plantas, además, tuvieron que comerlas bastante rápidamente ya que tenían que comer una cantidad suficiente en un día para conseguir todas las sustancias nutritivas que necesitaban. Por esta razón, nosotros teníamos un juego suplementario de muelas para hacer la boca más grande y más productiva. Esto fue esencial  particularmente cuando el cuerpo careció de la capacidad de digerir suficiente celulosa. Cuando la evolución hizo sus selecciones, nuestras dietas cambiaron, nuestras mandíbulas se hicieron de manera apropiada más pequeñas, y nuestras terceras muelas se hicieron innecesarias. Algunas poblaciones humanas tienen ahora completamente parado el crecimiento de la muela del juicio, mientras que otras tienen la probabilidad de casi el 100 % de desarrollo de la muela del juicio.

 

7º) EL TERCER PÁRPADO Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo


Si usted mira el parpadeo del gato, usted verá una membrana blanca cruzar su ojo, esto es lo que se llama su tercer párpado. Esto es bastante extraño en mamíferos, pero común en pájaros, reptiles, y peces. Los humanos tienen un remanente (pero sin uso) del tercer párpado (usted puede verlo en la imagen de encima. Se ha hecho bastante pequeño en los humanos, pero algunas poblaciones tienen partes más visibles que otras. Hay sólo una especie conocida de primates que todavía tiene un tercer párpado que funciona y es el Calabar angwantibo (estrechamente relacionado con los lorises) que vive en África
Occidental.


8º) EL PUNTO DE DARWIN  Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo

El punto de Darwin se encuentra en la mayoría de mamíferos y los humanos no somos ninguna excepción. Probablemente es usado para ayudar a concentrar sonidos en animales, pero hace tiempo que no tiene una función en los humanos. Sólo el 10.4 % de la población humana todavía tiene esta señal de sobrante visible de nuestro pasado, pero es posible que un número mucho más grande de la población lleve el gen que lo produce aunque esto no siempre causa que el punto de Darwin aparezca en el oído. El punto (mostrado en la imagen de encima) es un pequeño nódulo grueso en la unión de las secciones superiores y medias del oído.


9º) EL COXIS Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo



El coxis es el remanente de lo que una vez fue una cola humana. Con el tiempo perdimos la necesidad de una cola debido a que el balanceo en el árbol fue substituido por el caminar en la charca local (como cuenta gruñendo el chisme de Neanderthal), pero no perdimos la necesidad del coxis: esto ahora funciona como una estructura de apoyo para varios músculos y un apoyo al cuerpo cuando se sienta y se inclina hacia atrás. El coxis también apoya la posición del ano.


10º) EL APÉNDICE  Pruebas de La evolución en nuestro cuerpo



El apéndice no tiene ninguna función conocida en los humanos modernos y a menudo es extirpado cuando se infecta. Mientras su función original todavía es motivo de especulación, la mayor parte de los científicos están de acuerdo con la sugerencia de Darwin de que éste una vez ayudó a tratar la celulosa encontrada en la dieta rica de hoja que nosotros teníamos. En el curso de la evolución, como nuestra dieta cambio, el apéndice se hizo menos útil. Es particularmente interesante el hecho de que muchos teóricos evolutivos creen que la selección natural, al quitar todas las funciones del apéndice, seleccionó apéndices más grandes debido a que ellos tienen menor probabilidad de inflamarse y enfermar. Como el dedo pequeño del pie, que tarde o temprano puede desaparecer por que es igualmente inútil, el apéndice probablemente se quedará durante mucho tiempo y sin hacer nada por nosotros.
 
curirevolucioncientifica.con


curisosidades del cuerpo humano 

0 comentarioa:

Publicar un comentario

facebook

facebook

BUSCADOR

Buscar cosas divertida

Más entradas

facebook

Powered by Jasper Roberts - Blog

COSAS DIVERTIDAS FEEDS