Powered by Jasper Roberts - Blog

buscar

padre que corre maratones emoujando a su hijo en silla de ruedas

anuncios google

El padre español que corre maratones empujando a su hijo en silla de ruedas

 

image

Pablo te ayuda a valorar el presente que es lo que tenemos, a no vivir en la fantasía. Pablo es un ancla que nos ancla a la realidad

 

Tiene cinco hijos, uno de ellos Pablo, con parálisis cerebral, afectado por el Síndrome de West, y del que habla con adoración, admiración y pasión.

Han corrido seis maratones juntos, entre ellos el de Nueva York, y se perderán el de Sevilla en esta ocasión, salvo milagro, por una pequeña lesión, sin mayor importancia, que ha sufrido Pablo esta semana.

_93048621_pablo1

 

Cuando me preguntan qué es lo que más me preocupa del maratón, siempre digo que llegar a la salida, porque hay que levantar a Pablo, asearlo, darle de desayunar, vestirlo, meterlo en el coche y llevarlo hasta la línea.

Por eso, cuando me plantean eso, que si soy un héroe, digo que somos un padre y un hijo, una familia que cuando él nació se quedó en estado de shock. En el hospital se nos tambaleó toda la vida por un hijo que se estaba muriendo y sabías que no había salidas: podía morirse y, en caso de vivir, nos cambiaría la vida totalmente. Tengo la parte fea, que no me gusta nada, de la vanidad, por el hecho de que te conozcan, pero eso no aporta nada. Eso se le debo a Pablo también», se sincera.

Su madre estuvo 2 horas en la sala de partos antes de poder dilatar, y según sus palabras "Pablo nació muerto". Pablo sufre la enfermedad de West, y por falta de oxígeno al nacer, tiene parálisis cerebral, no puede caminar y tiene convulsiones. "Aunque ahora está muy controlado", explica su madre, Maite Ramírez

Para su padre, Pablo es el "ángel, el príncipe de la casa".

Pero un verano se le ocurrió algo que cambió su vida y la de su hijo: decidió llevarse a Pablo a correr. Según él, la silla de su hijo se ha convertido en su andador y sin ella no podría ya correr. "Y lo de correr dopado es porque muchas veces vas más pendiente de él, de si va bien colocado, si está bien, etc.

Pero el padre de Pablo tenía algo más grande en mente: correr el Zurich Maratón de Sevilla. Para ello se preparó mucho más que la vez anterior, entrenándose más días y kilómetros de los que estaba acostumbrado. Para las primeras horas de la mañana, de más frío, el padre lo metió en un saco de dormir. Por fin, 4 horas y 50 minutos después de salir, padre e hijo cruzan la meta. Le cogía las manos y él se puso a gritar también y fue una cosa súper emocionante”.

 

Pero esto no es todo: José Manuel no solo recibió la recompensa de ver a su hijo feliz, sino que ganó el premio "la vida es el mejor deporte" de la publicación Sportlife.

Y ahora espera poder correr también la maratón de Londres con su hijo, el príncipe de su casa, la persona que mantiene unida a su familia.

 

José Manuel Roás

0 comentarioa:

Publicar un comentario

BUSCADOR

Buscar cosas divertida

Más entradas

cosas divertidas del Gallinero